Aprovecha el tiempo en casa para prestarle más atención a tu piel. Durante el Teletrabajo, como una de las mil cosas a la vez que haces o al 100%, estos consejos te van a ayudar a pasar la cuarentena más radiante y relajada.

La llegada del coronavirus sin dudas será un antes y después en nuestras vidas.

Nunca tuvimos tantos reparos a la hora de cuidar la higiene de todo lo que tocamos y entra en nuestras casas. 

Pero…  ¿Estás prestando atención al cuidado de tu piel?

La piel es el único órgano que está en contacto directo con el medio ambiente y que es clave mantenerla limpia, fresca y saludable.

1.- Genera el hábito

Algunos investigadores afirman que se necesitan entre 15 y 21 días para establecer un hábito. Es un buen momento, entonces, para usar ese limpiador, crema humectante, protector solar y rutina de noche que tu dermatólogo/dermatóloga te indicó y al que nunca pudiste adaptarte.

2.- Limpieza profunda

Higieniza la piel de la cara con todos los pasos: retira el maquillaje, limpia con gel facial, usa un exfoliante una vez por semana y aplica alguna crema humectante. Seguramente hayas salteado más de uno por falta de tiempo o hayas sentido que la limpieza que realizabas no era suficiente. Y más de una debe haber caído en la compra de esos dispositivos caros para limpiar más a fondo… ¡Eso es un mito! No es necesario tener aparatos ostentosos y complejos para lograr una limpieza profunda con excelentes resultados. 

3.- Limpieza profunda

Recuerda que, si bien no estás expuesto al sol y eso disminuye el riesgo de cáncer de piel, las luces artificiales y pantallas también favorecen el fotoenvejecimiento. Es decir, aceleran el paso del tiempo en tu piel y predispone a la aparición de manchas. Así que no te olvides de alplicarte protector cada 2 horas

4.- Aplícate ESA máscara facial 

Todas tenemos alguna máscara en casa que tanto nos gusta pero que nunca encontramos momento para hacerlo. Es hora de usarla: aplicala por 15 minutos, retira el paño y masajea el rostro (siempre de forma ascendente). En caso de ser en forma de pasta, retira con abundante agua y colocate luego tu crema humectante.

5.- No te olvides de la piel del cuerpo

Realiza tus baños con agua tibia y aplicá crema humectante dos veces por día en todo el cuerpo. Eso ayuda a regenerar la capa lipídica que impide el ingreso de sustancias irritantes y alérgicas para nuestra piel manteniéndola sana. Disminuye la picazón y la sensación de disconfort de la xerosis (piel seca). Además, previene la aparición de estrías y nos permite lucir una piel suave y radiante. 

6.- ¡Limpia tus brochas de maquillaje y cepillos! 

Recordemos que están en contacto con nuestra piel y nuestro microbioma (bacterias que normalmente están presentes), incluso cuando tenemos granitos, heridas o alguna infección. Las brochas pueden almacenar bacterias por el acumulo de los productos utilizados en ellas y pasar directamente a nuestra cara. Sobre todo si las compartes. 

Se recomienda lavarlas con agua tibia y shampoo neutro (el de los bebes por ejemplo) hasta que el agua salga limpia, escurrir con una toalla y dejarlas secar boca abajo para evitar la humedad en le base de la brocha. Ideal realizarlo una vez cada 10 o 15 días.

7.- Chequea tus cremas y makeup

Deshácete de los que estén vencidos o hayan caducado según el PAO (período after opening – período una vez abierto). Es un logo que aparece detrás los productos como una caja abierta con un número y una letra M. Representa los meses que dura ese producto en condiciones óptimas una vez abierto. Recuerda que las cremas también se vencen: adquieren un olor raro o se separa la fase acuosa de la oleosa. Pueden producirnos algún tipo de alergia o perder la función para la que fue indicada. 

8.- ¡A lavarse las manos!

Con el objetivo de cuidarnos del contagio, debemos lavarnos frecuentemente las manos con agua y jabón y/o utilizar antisépticos como alcohol en gel o desinfectantes en gel/espuma o toallitas. Esto barre los componentes normales e irrita nuestra piel. Actualmente es una consulta sumamente frecuente. Recomiendo elegir un jabón cremoso para el lavado y humectarse luego la piel de las manos con cremas que contengan urea o reparadoras cicatrizantes (hay marcas nacionales e importadas muy conocidas). En caso de presentar lesiones en tus manos podés llegar a necesitar cremas especificas para tratamiento de las mismas. Por este motivo, no dudes en consultar con tu dermatóloga de confianza (hay muchos que realizamos consultas online durante la cuarentena).