El aumento de pacientes masculinos que muestran interés por la cirugía plástica y medicina estética está en auge. Y es que, más del 80% de los hombres deciden, en algún momento, realizarse tratamientos para mejorar aspectos de su cuerpo. Además, las cirugías enfocadas a abordar problemas de salud están creciendo entre los varones.

Según expertos, las intervenciones de cirugías plásticas-estéticas más demandas entre hombres son la cirugía de nariz (rinoplastia) y de los párpados (blefaroplastia). Además de otras intervenciones para implantar diversos tipos de prótesis como prótesis torácicas, de gemelos, glúteos, cuádriceps, etc. También, las cirugías reparadoras están en aumento.

Los hombres se someten a una rinoplastia por motivos estéticos, pero también por motivos de salud como puede ser a causa de un traumatismo o por una insuficiencia respiratoria debido a un tabique torcido.

Asimismo, el perfil del paciente que empieza a preocuparse por su aspecto, oscila entre los 35 y 55 años, cada vez más joven. ”Hoy en día, tanto hombres como mujeres, prestamos más atención a nuestro físico. En el caso de los hombres, el perfil varía en función de sus necesidades y edad; y acuden a la clínica no solo para solventar temas estéticos sino también por problemas que puedan afectar a su salud”.

Además, la infiltración de bótox, la aplicación de factores de crecimiento o el estudio de la patología asociada a intolerancias alimentarias son algunos de los tratamientos no invasivos cada vez más solicitados.